Puerto Seguro Fluvial
Puerto Seguro Fluvial
Puerto Seguro Fluvial

Tipos de operaciones triangulares en comercio exterior

Las operaciones triangulares, también conocidas como cross trade, hace tiempo que se desarrollan en el comercio internacional para realizar los envíos en una sola entrega y, de esta forma, evitar los traslados de mercancías intracomunitarios. Una operación caracterizada por la agilidad e inmediatez que no está exenta de  complejidades, pero tampoco de ciertos privilegios a tener en cuenta, como en el caso del IVA.

¿Qué son las operaciones triangulares?

Son operaciones comerciales en la que intervienen tres sujetos: la empresa fabricante, uno o varios intermediarios y el consumidor final o el comprador. Para que se dé la operación con este término, cada uno de ellos debe encontrarse ubicado en un país distinto. La mayor peculiaridad en este caso, es que el producto es transportado del país proveedor al país del consumidor final de forma directa, es decir, en una sola operación de transporte y sin que pase físicamente por manos del intermediario.

Tipos de operaciones triangulares en comercio exterior

Una operación triangular podrá realizarse entre países miembros de la Unión Europea (operaciones triangulares intracomunitarias) o entre países de los cuales al menos uno de ellos estará fuera de la comunidad europea (operaciones triangulares extracomunitarias).

Dentro de la categoría de operaciones triangulares extracomunitarias hay que distinguir entre las mixtas y las puras. Las primeras son aquellas en la que una de las partes no pertenece a un país miembro de la Unión Europea (el fabricante o el comprador), pero los demás agentes implicados sí. En cambio, en las operaciones triangulares puras el fabricante y el comprador son de países ajenos a la UE, siendo tan solo la parte intermediaria del territorio común.

Qué tener en cuenta al realizar operaciones triangulares en comercio internacional

En primer lugar, para que se cumplan las condiciones de una operación triangular, se excluye el caso en el que la mercancía se envía a una zona aduanera exenta de IVA antes de alcanzar su destino final.

En segundo lugar, hay que considerar que una operación triangular presenta una serie de beneficios económicos, ya que, entre otros aspectos, se reducen los costos de almacenamiento de la mercancía en puntos intermedios. Sin embargo, en lo referente al IVA las operaciones triangulares suscitan ciertas dudas a la hora de generar la facturación.

El IVA en las operaciones triangulares

La legislación vigente que regula la tributación en las operaciones triangulares establece que el país destino, es decir, el lugar del comprador final, es donde se realiza el consumo. Por tanto, quien debe autorrepercutirse el IVA es el cliente final.

En este sentido, para que la operación esté exenta de IVA para el intermediario, este tendrá que estar dado de alta como operador intracomunitario y, en la factura emitida, indicar la naturaleza exenta de la operación.

De todas formas, es importante diferenciar la aplicación del IVA en función de si las operaciones triangulares son intracomunitarias, extracomunitarias mixtas, o extracomunitarias puras.

En IVA en operaciones triangulares extracomunitarias

Al igual que hicimos anteriormente, en este caso hay que distinguir dos circunstancias:

  • En las extracomunitarias mixtas: Si se exporta la mercancía a un país que está fuera de la Unión Europea, entonces no hay que pagar IVA. No obstante, al percibirse la operación como una importación, el comprador sí tendrá que hacerlo cuando los productos lleguen a la aduana teniendo que pagar, además, aranceles y honorarios.
  • En las extracomunitarias puras, la mercancía se transporta entre dos países que no son miembros de la UE. Por tanto, no se paga IVA.

El IVA en operaciones triangulares intracomunitarias

En este tipo de operaciones es donde más claro vemos lo que hemos comentado antes: el comprador final es quien debe autorrepercutirse el IVA una vez que la mercancía está en su país. Tanto el fabricante como el intermediario emiten la factura exenta de IVA.

El artículo 26 de Adquisiciones intracomunitarias de bienes de la ley 37/1992, de 28 de diciembre es el que especifica las condiciones exentas del impuesto. Desde el año 2013, con el Real Decreto 1619/2012, no es obligatorio especificar en las facturas que el intermediario está realizando una operación triangular, aunque sí podrá indica que el sujeto pasivo del impuesto es el comprador final. Por: Jorge Irigaray García de la Serraesna // Fuente: ooperaciones-logistica.eae.es

About The Author

Promovemos la preservación ambiental utilizando la tecnología digital. "Somos guardianes de los recursos naturales"

Related posts

Leave a Reply

Loading...
Translate »