Puerto Seguro Fluvial
Puerto Seguro Fluvial
Puerto Seguro Fluvial

Sostenibilidad, producción y productividad no tienen que ser excluyentes

Un enfoque dirigido a los tres reporta beneficios, tanto económicos como ambientales, especialmente en el momento que atravesamos. En la actualidad, la mayoría de los negocios son conscientes de los desafíos asociados con ayudar a aumentar la productividad sin que ello tenga un impacto perjudicial en otras áreas de la empresa, la comunidad o el planeta.

Más producción y productividad a la vez que más sostenibilidad

Si los procesos se pueden racionalizar y aumentar la producción, la mayoría de las empresas aprovecharían la oportunidad para hacerlo, incluso a expensas de otros aspectos fuera del modelo de negocio específico y las áreas de operación de la organización.

El problema es que, en muchas industrias, uno de los efectos secundarios más significativos del aumento de la producción y la productividad es el impacto al medio ambiente. En esos casos, un mayor uso de los recursos causa un efecto directo negativo sobre la sostenibilidad.

Puede parecer complicado encontrar el punto de equilibrio y alinear la productividad y la sostenibilidad, pero al no tratarse de conceptos excluyentes, hay que aceptar que es posible lograrlo.

Hoy día existen formas de mejorar ambas facetas. Quienes averiguan la manera de conseguirlo, no solo se benefician de la generación de beneficios comerciales tangibles, derivados de un impulso a la producción y productividad; sino que también logran mantener el bienestar a largo plazo del planeta.

¿Dónde está el equilibrio?

Un componente clave en la evolución de la productividad empresarial han sido las nuevas innovaciones tecnológicas. Los avances han ayudado a optimizar significativamente los procesos y dar a las empresas una ventaja competitiva. Por supuesto, una de sus consecuencias ha sido el efecto perjudicial sobre el medio ambiente, como resultado de crear más por menos, tras la debida inversión en equipos.

Ya desde la revolución industrial, para lograr ese impulso a la producción y productividad era necesario un aumento importante en la cantidad de recursos utilizados para operar la maquinaria, desde carbón hasta otros productos básicos como el petróleo. El resultado fue un efecto perjudicial, no solo en la atmósfera, con un aumento sustancial de la contaminación, sino también en las reservas naturales de la tierra, que se vieron mermadas.

Los recursos clave se explotaron sin piedad hasta un nivel insostenible y, aunque en décadas y siglos posteriores se han visto cambios en la forma en que las máquinas funcionan y se utilizan, la expansión del mundo de los negocios globales ha visto un aumento marcado en la cantidad de maquinaria que se opera.

Actualmente, el estrés que afecta a los recursos es tan grande como siempre, lo que crea preguntas sobre cómo reducir este uso insostenible sin comprometer la eficiencia.

La respuesta está en las nuevas formas de pensar, las únicas capaces de hacer realidad un cambio sustancial en esta dinámica, y que empiezan por:

  • Encontrar la forma de lograr que las máquinas operen de una manera más sostenible, utilizando menos recursos.
  • Brindar a las organizaciones la capacidad de operar sin aumentar su propia necesidad de extraer recursos valiosos.

Dado que la población mundial aumentará en un 30% en los próximos cuarenta años, la productividad de los recursos debe aumentar para garantizar el desarrollo sostenible, lo que significará crear oportunidades para obtener más y usar menos, y también alimentar la economía circular mediante la reutilización de recursos valiosos.

En los próximos años veremos cómo, desde el reciclaje hasta la minería, la producción de alimentos y la venta inversa, la tecnología basada en sensores desempeña un papel fundamental en el apoyo a la economía circular y también ayuda a las organizaciones a aumentar el rendimiento sin tener un impacto perjudicial en el medio ambiente.

Producción y productividad mejorarán con el respaldo de la nueva tecnología, mientras el foco se pone en la salud del planeta.

Créditos fotográficos: Petmal y Petmal // Fuente: retos-operaciones-logistica.eae.es/

POST - TOFU - Sectores producción industrial

About The Author

Somos una empresa periodística especializada en logística e informaciones sobre el desarrollo que mueve el complejo sistema de la cadena de suministro.

Related posts

Leave a Reply

Loading...
Translate »