Puerto Seguro Fluvial
Puerto Seguro Fluvial
Puerto Seguro Fluvial

Las Innovaciones Logísticas modifican el sector constantemente

El Big Data, el Internet de las cosas, el comercio electrónico, los nuevos combustibles. Si quisiéramos hacer una lista completa de las innovaciones logísticas que están modificando el sector cada día, la tarea sería interminable. La logística es uno de los sectores más sensibles a las nuevas tecnologías y eso supone un reto constante para sus empresas. Pero, ¿cómo saber cuándo subirnos al barco de la última herramienta que haya aparecido?

¿Cuándo debemos dar el salto a una innovación logística? Es más, ¿debemos dar el salto a esa nueva tecnología? Elegir correctamente si hacerlo y el momento en el que hacerlo va a influir mucho en el futuro de nuestra compañía. Para ayudarte a decidir, vamos a repasar qué elementos debes tener en cuenta para tomar la mejor decisión.

¿El primero o el último?

Tan importante como el qué es el cuándo. Ante la llegada de una innovación, decidir el momento de adoptarla puede suponer la noche y el día. Las primeras compañías que se suban al carro tendrán que pagar un coste mayor por hacerlo, al contrario que aquellas que decidan esperar para aprovecharse de la reducción de costes según pase el tiempo.

Esto supone que valorar adecuadamente la importancia de la nueva herramienta es fundamental. ¿Va a tener un gran impacto sobre nuestros clientes actuales o para conseguir futuras cuentas? ¿Va a suponer un factor diferencial a la hora de que los compradores se decanten por nosotros? ¿Vamos a poder repercutir al usuario un coste por el nuevo servicio que ofrecemos? Necesitas poder responder a estas preguntas para elegir mejor.

Los que elijan esperar tendrán que tener una cosa en cuenta. Cuanto más tarde sea su incorporación, menor será su efecto. Los primeros adoptantes tendrán más facilidad para identificar como algo suyo la nueva tecnología y para usarlo como herramienta comercial. Mientras que los más rezagados, si se suman cuando el cliente da por hecho que se ha de tener ese servicio y no lo cuenta ya como un plus, simplemente estarán cubriendo una necesidad.

Aunque no todos son desventajas. A veces, mientras esperas tu momento, algunas de las innovaciones caerán en desuso o se mostrarán poco exitosas. En esos casos, mientras que tus competidores han hecho un desembolso para anticiparse al mercado, tú te has ahorrado esta inversión. También evitarás los habituales fallos que pueda haber en las primeras versiones de las nuevas herramientas.

¿Realmente lo necesitas?

A todos nos gusta estar a la última. Atender a nuestros clientes de la mejor manera posible y ofrecerles lo mejor del mercado. Sin embargo, siempre debes evaluar cómo de necesaria es esa última novedad. Tanto para ti como para tu cliente.

Si tus clientes lo que más valoran es la velocidad, seguramente tus esfuerzos en inversiones deberán ir dirigidos a lograr reducir los plazos de entrega. Sin embargo, tal vez sea la seguridad de sus palets los que más les preocupe, en cuyo caso los gastos tendrán que ir por otro lado.

No olvides tus propios intereses porque en último lugar también son los de tu cliente. Puede que tener un almacén automatizado sea uno de tus sueños, pero si no lo necesitas será un gasto innecesario. ¿Tienes un almacén lo suficientemente grande como para requerir una automatización completa? ¿Cuánto volumen mueves? ¿Cuántos pedidos realizas cada día? ¿Cuántas referencias tienes almacenadas? Normalmente un almacén automatizado va a ser más rentable una vez esté en marcha, pero has de sumarle el coste de la reforma para saber que a final de mes te van a salir las cuentas. Tal vez la mejor opción sea encontrar un proveedor logístico, como nosotros, fuera de tu compañía. Fuente: www.transgesa.com

About The Author

Promovemos la preservación ambiental utilizando la tecnología digital. "Somos guardianes de los recursos naturales"

Related posts

Leave a Reply

Loading...
Translate »