Puerto Seguro Fluvial
Puerto Seguro Fluvial
Puerto Seguro Fluvial

La única constante es el cambio

En el acelerado mundo empresarial actual, poder adaptarse al cambio es una cualidad que cualquier empresa exitosa necesita. En la industria de la cadena de suministro, las condiciones y los requisitos siempre están cambiando. Como resultado, a fin de tener éxito debe ser flexible. Por esta razón, la gestión del cambio es un concepto importante para comprender e implementar en su organización.

¿Qué es la gestión del cambio?

La gestión del cambio es un proceso que facilita las transiciones organizacionales. En esencia, permite a los colaboradores: comprender, comprometerse, asumir y aceptar los cambios en su entorno empresarial actual. 

¿Por qué es importante la gestión del cambio?

La transformación puede ocurrir en una organización de varias maneras: cambios estratégicos, de liderazgo, de procesos o tecnológicos. En los últimos años, las empresas están viendo que la gestión del cambio representa un papel primordial durante la implementación de nuevas tecnologías. Muchas personas temen que a medida que la tecnología se desarrolle, perderán su fuente de ingresos. Esto a menudo causa resistencia. Al apoyar a los empleados a comprender mejor el objetivo del cambio, se crea un lugar de trabajo más cómodo y abierto a la innovación. La gestión del cambio puede ayudar a aliviar esta tensión y crear un proceso fluido.

La gestión del cambio es una manera formal de comunicarse con los colaboradores. Explica por qué están ocurriendo los cambios, cómo serán para ellos y cómo finalmente los beneficiará. Mantener a los miembros del equipo de trabajo informados desde el principio ayuda a suavizar la transición. Además, si los funcionarios permanecen abiertos al cambio, estarán involucrados en el proceso de lograrlo. Cuando los empleados se mantienen comprometidos, la transformación puede ocurrir más rápidamente y, es posible, ahorrar tiempo y recursos a su organización.

Al abrir esta línea de comunicación en su empresa, establece un estándar. Con el tiempo, esto aumentará la confianza que tienen sus empleados en su compañía y las decisiones que tome la alta dirección. 

Finalmente, la gente teme lo desconocido, tener una estrategia, puede ayudar a disminuir, si no eliminar, ese miedo, además, crear un lugar de trabajo más adaptable e innovador.

¿Que sigue?

La gestión del cambio desempeña un papel vital en las transiciones organizacionales exitosas. Sin embargo, muchas compañías encuentran que implementar la estrategia correcta puede ser un desafío.

Cómo implementar la gestión del cambio en su cadena de suministro

La gestión del cambio en cualquier organización debe ser un proceso continuo. Al igual que la industria de la cadena de suministro en general, los procesos comerciales deben estar en constante cambio y crecimiento para satisfacer las demandas de los clientes. Esta es, la razón por la cual es fundamental contar con una estrategia de gestión del cambio. 

Identificar

Este primer paso en cualquier proceso de gestión del cambio, es identificar una necesidad. Esto es, cuando ve una oportunidad de mejora o de crecimiento. Podría haber una nueva tecnología que pueda ayudarlo a aumentar su productividad o un cambio en la demanda de los clientes. Debe existir una razón clara para que se produzca el cambio.

En esta fase, también debe identificar qué tipo de cambio es y si su empresa está lista. 

Puede ser un cambio cultural, tecnológico o basado en procesos, por nombrar algunos. A partir de ahí, observe los recursos actuales de su organización en esa área. ¿Es apropiado avanzar en el proceso?

Preparar

Si la respuesta es sí, está listo para realizar el cambio. El siguiente paso es preparar tanto a la empresa como a las personas que la integran. Afortunadamente, la preparación de la organización es la mitad simple del rompecabezas. La mayoría de las compañías, completarán un análisis de costos y una evaluación de riesgos a fin de conocer cuáles son los posibles resultados del cambio. Luego, crearán un plan detallando las diferentes etapas que tendrán lugar en un cronograma determinado.

Cuando se trata de preparación del talento humano, aquí es donde puede ser difícil lograr que todos estén en la misma página. Los trabajadores, son lo que hace que cualquier organización funcione. Es por eso que es crítico que los empleados comprendan por qué está ocurriendo el cambio y cómo será el proceso para ellos. Las personas tienen una tendencia natural a resistir a lo desconocido, por lo que informar a los colaboradores con anticipación ayuda a facilitar la transición.

Diseño

El siguiente paso es decidir cómo ocurrirá el cambio. Esto es, diseñar el proyecto detallado que discutimos cuando hablamos de preparación organizacional. Una parte crítica de esta fase es asegurarse de que los miembros del directorio estén de acuerdo con la forma en que se implementará. Para llevar a cabo un plan exitoso, debe tener un frente unido que lo respalde. Puede informar a sus empleados de un cambio todo lo que desee, pero si alguien de la alta gerencia está debilitando el plan (intencionalmente o de otro modo) no tendrá éxito.

Ejecutar

Una vez que tenga su proyecto detallado en su lugar y la alta dirección esté a bordo, es hora de comenzar la transición. Para este paso solo vamos a enfatizar una cosa: la comunicación. Ya ha creado un plan y ha incorporado a todos, ahora debe asegurarse de que siga siendo así. A medida que ocurre la innovación, asegúrese de actualizar continuamente a todo el personal sobre el progreso o los cambios. Esto les dará tranquilidad y mantendrá a raya la resistencia.

Sostener

Su estrategia de gestión del cambio se puso en acción, ahora debe continuar manteniendo la transición. Esto significa revisiones constantes y comunicación. Consulte con su cronograma detallado para garantizar el avance de los hitos preestablecidos. Si está alcanzando sus objetivos, actualice a los empleados sobre este progreso. Si no lo está, puede considerar realizar pequeñas modificaciones en su proyecto o extender la línea de tiempo general. En ese caso, asegúrese que las actualizaciones se comuniquen cuando sea apropiado.

Seguimiento

La fase final es el seguimiento continuo. Una vez que el cambio se implementa por completo, debe monitorear sus procesos para detectar posibles espacios de mejora. Esto significa medir el desempeño interno junto con los resultados esperados. Si surge una oportunidad o una amenaza al monitorear este rendimiento, reiniciará el proceso de administración de cambios.

Este es solo un ejemplo de cómo podría ser una estrategia de gestión del cambio. Sin embargo, cada organización es única. Es conveniente que cree una estrategia de gestión del cambio que se ajuste a sus necesidades empresariales individuales. Por: Msc. David Ramírez, Consultor Supply Chain, david@heuristica.biz 

About The Author

Promovemos la preservación ambiental utilizando la tecnología digital. "Somos guardianes de los recursos naturales"

Related posts

Leave a Reply

Loading...
Translate »