A partir del 2021, la central de Volkswagen en Zwickau solo producirá automóviles eléctricos

La marca Volkswagen está ante un proceso de cambio fundamental, un proyecto gigantesco nunca antes visto en la historia de la empresa, y probablemente tampoco en la historia del automóvil.

La reforma se decidió en 2017, y el objetivo para los próximos 10 años es llegar a fabricar 70 nuevos modelos y vender cerca de 22 millones de vehículos. VW habla de una “nueva era”, un “cambio de sistema”, y de la “mayor ofensiva mundial de automóviles eléctricos”.

Los cambios en el sistema de producción se llevarán a cabo, sobre todo, en la central en Zwickau, Sajonia (este de Alemania). Allí surgirá la fábrica de autos eléctricos más grande y de mayor rendimiento de Europa. Los costos de la reforma: 1.200 millones de euros.

Capacitación laboral con ingrediente emocional
En el aspecto técnico, los cambios se producirán, sobre todo, en la construcción de carrocería, en el esmaltado, en el montaje y en la técnica de transporte. “Será un cambio total”, dijo Reinhard de Vries, director del departamento de Técnica y Logística de Volkswagen de Sajonia. Solo en la construcción de carrocería habrá 1,700 nuevos robots y 50 sistemas de transporte no tripulados. Al mismo tiempo, todos los 8,000 trabajadores serán capacitados para sus nuevas tareas hasta 2020.

El programa de capacitación en Zwickau es complejo: se realizará en 13,000 días de formación y su costo rondará los 10 millones de euros. Por un lado, se transmitirán conocimientos y habilidades sobre la electromovilidad, y por el otro, nuevas formas de trabajo en equipo, ya que también cambiarán las estructuras y la administración. “Muchas personas llevarán a cabo nuevas actividades”, dijo Patrick Hofbauer, “que cambiarán a menudo”.

La flexibilidad será muy importante en este proceso de cambio. Y para que esos cambios sean asumidos por los empleados, la capacitación no será de arriba hacia abajo, sino de manera individual y grupal, teniendo en cuenta el elemento emocional del cambio. En un centro de capacitación de 200 metros cuadrados, los empleados trabajarán en pequeños grupos de cuatro, en temas adaptados a las necesidades de cada área de la empresa. Los fundamentos de la electrónica, la capacidad de las baterías, la tensión eléctrica y hasta la historia de VW, serán algunos de los 300 temas que se tocarán. Los empleados podrán probar los conocimientos adquiridos en habitaciones o “escape rooms“, de manera entretenida.

Realidad virtual y entrenamiento en montaje digital son aspectos conocidos ya por los empleados en Zwickau. Pero en cuanto al kit de construcción modular de impulsión eléctrica, que es la parte central de los nuevos automóviles, aquellos que se desempeñan en la construcción de los coches recibirán un entrenamiento sobre los cuidados al manejar el alto voltaje. En la cinta de montaje, los trabajadores tendrán que demostrar sus habilidades mientras se entrenan y se acostumbran a un ritmo de solo 90 segundos, 30 segundos menos que para el montaje de un automóvil a gasolina.

Garantía de trabajo y aumento de la capacidad

¿Cómo ven los trabajadores este proceso de reformas en Volkswagen? Al principio, no estaban muy conformes, explicó a DW Tom Sklarek, uno de los capacitadores. Surgieron temores por el manejo de la electricidad de alto voltaje y acerca del nuevo producto, y muy concretamente existía miedo a perder el puesto de trabajo debido a la alta automatización. Pero también es tarea de los capacitadores tranquilizar a los empleados e informarlos acerca de todo lo referente a la digitalización. El proceso se vio favorecido por una garantía de empleo, acordada entre los empleados y la compañía en junio de 2019.

Si bien para fabricar un automóvil eléctrico se necesita de un 20 a un 25% menos de mano de obra, el aumento de la capacidad de 1,350 a 1,500 automóviles por día hace, a fin de cuentas, que la cantidad de empleados se mantenga constante. En Zwickau se producirán 330,000 automóviles por año a partir de 2021, 30,000 más que anteriormente.

Y el modelo de capacitación made in Zwickau está haciendo furor en el mundo automotor. Fue concebido en cooperación con empleados de Wolfsburgo y Zwickau, así como del Instituto de Capacitación de Volkswagen, y numerosos visitantes de otras partes de Alemania, así como de la República Checa, Polonia, España, EU y China llegan a Zwickau para aprender cómo se pueden transmitir temas complejos de manera comprensible, a fin de que los empleados pierdan el escepticismo y se identifiquen con la marca y el producto. El futuro dirá si esta reforma tiene éxito. Por lo pronto, ya antes de la inauguración oficial de la producción, hubo en noviembre 35,000 reservas del nuevo automóvil eléctrico de Volkswagen en Zwickau. Por: Forbes México // Fuente: dgcinternacional.com

About The Author

Promovemos la preservación ambiental utilizando la tecnología digital. "Somos guardianes de los recursos naturales"

Related posts

Leave a Reply

Loading...
Translate »